Publicación de la categoría: Una columna de opinión

Lo político y la danza

Una columna de opinión. Una habitación propia en la que escribo en primera persona sobre danza, más allá del escenario.     El titular de esta columna describe una micro realidad tan concreta… Sigue leyendo

Aritmética

Una habitación propia en la que escribo en primera persona sobre danza, más allá del escenario.     Estos días de aniversario de la compañía 10 y 10 Danza he imaginado a Mónica… Sigue leyendo

Rayos y luciérnagas. Diccionario desilustrado de la danza

Una columna de opinión. Una habitación propia en la que escribo en primera persona sobre danza, más allá del escenario.     Hay una frase de Eulalia Lledó que me encanta: “lo que… Sigue leyendo

Crítica de la crítica (de danza). ¿Estamos haciendo bien nuestro trabajo?

Una columna de opinión. Una habitación propia en la que escribo en primera persona sobre danza, más allá del escenario.     Siempre le he dado muchas vueltas al asunto, creo que también… Sigue leyendo

Lo cursi y la danza

Una columna de opinión. Una habitación propia en la que escribo en primera persona sobre danza, más allá del escenario.     Traducir a palabras un arte que se manifiesta con otros códigos… Sigue leyendo

El periodismo (de danza) que me gusta

Una columna de opinión. Una habitación propia en la que escribo en primera persona sobre danza, más allá del escenario.     Hace algo más de un mes, con motivo del séptimo aniversario… Sigue leyendo

Espectadores responsables

Texto publicado originalmente en la sección Pensando la danza, de Trayectos. Festival Internacional de Danza Contemporánea de Zaragoza, el 26 de junio de 2018.     En 2016, Trayectos Danza, en la línea… Sigue leyendo

A propósito de los Max

Una columna de opinión. Una habitación propia en la que escribo en primera persona sobre danza, más allá del escenario.     Pienso en los premios. Y pienso que siempre he pensado que… Sigue leyendo

Consideraciones sobre la danza en los medios de comunicación (y al revés)

Una columna de opinión. Una habitación propia en la que escribo en primera persona sobre danza, más allá del escenario.     Arranco esta primera columna de opinión, de mi medio y de… Sigue leyendo