Memoria, espacio y tiempo alrededor del cuerpo

La bailarina y coreógrafa Sol Picó en el documental `La memoria del cuerpo: formas en el espacio-tiempo´.

 

“Mi intención con este documental es difundir la danza contemporánea. Que se conozca. Que se sepa de ella”, explica en entrevista por teléfono Roberto Menéndez, guionista, realizador, “narrador audiovisual” y director de la cinta La memoria del cuerpo: formas en el espacio-tiempo. Así de sencillo. Así de concluyente. Y en esta idea, que destila naturalidad y conciencia, es donde reside uno de los credos (y grandes atractivos) de la película: en la desmitificación de la danza al tiempo que la propone para alcanzar el lugar artístico y social que le corresponde.

Roberto Menéndez es también espectador de danza contemporánea. Y desde ese lugar se embarcó en la realización de este documental (género en el que viene firmando desde hace años) en septiembre de 2017, en Bilbao, ciudad en la que reside. “El pasado verano, leyendo el periódico, vi que al festival Dantzaldia venían Sol Picó, Daniel Abreu y Carmen Werner. Y pensé, tres de las personas con las que quiero hacer el documental que me rondaba desde hacía años. Así que era o empezar a hacerlo en ese momento u olvidarme del tema. Contacté con la Sala La Fundición y luego con las compañías y comencé a grabar”. A estos tres relevantes nombres de la actualidad dancística de nuestro país, Roberto Menéndez le sumó el de Chevi Muraday (“Losdedae fue la primera compañía de danza contemporánea que yo vi y recuerdo que pensé, `dios mío, qué es esto´ y a partir de ahí empecé a ver danza”) y el de Jon Maya y Kukai Dantza, con quienes ya había trabajado con anterioridad en el documental Los niños de Guernica tienen memoria. Cinco premios nacionales de danza del país y cinco maneras de presentar la relevancia de este arte. “Escuchándoles a todos me quedé con la sensación de que lo tienen muy duro. El subtexto de los cinco es que llevan una media de 20 años trabajando y siguen sufriendo para sacar adelante sus proyectos incluso arriesgando todo lo que tienen”.

 

 

En la actualidad, tras la primera fase de grabación llevada a cabo junto al cámara y realizador Roberto Rivas, la película, completamente autofinanciada por Roberto Menéndez, se encuentra en fase de crowdfunding para poder conseguir el dinero que hará posible la culminación de este proyecto. Lanzada el pasado viernes 4 de mayo, la campaña seguirá en activo hasta mediados del mes de junio. “El documental necesita del crowfunding para la siguiente fase de montaje. Y otro punto que complica mucho la financiación es el uso de las músicas de los espectáculos de danza que se incluyen. No se puede usar ni un solo segundo sin pagar por los derechos”, explica el director.

Una película, La memoria del cuerpo, que se presenta necesaria incluso antes de su realización, por el indispensable reconocimiento que la danza contemporánea precisa y por el valor, artístico y documental, que la cinta contiene desde su planteamiento. “Viéndoles bailar y hablar, ves la belleza y el trabajo. Se te abren los ojos y de alguna manera, quieres abrírselos a la gente”.

 

Anuncios