Vila-Real en Dansa. Un festival de resistencia

`#7FM´, de Iker Karrera. © J.C. Arévalo

 

Una inquietud personal y una preocupación general alrededor de la exhibición de la danza contemporánea en la provincia de Castellón, son germen de los inicios de Vila-Real en Dansa. Festival de Dansa Breu. Al frente de este fundamento y de la muestra, Pepa Cases, coreógrafa, bailarina y también directora de la compañía A Tempo Dansa. “En la provincia de Castellón se programaba poca danza contemporánea y el público en general no conocía esta disciplina. Pensé que la mejor manera era crear un festival de piezas breves donde se pudiera ver mucho en poco tiempo y así conocer las diferentes propuestas que pueden crearse y acercar la danza a un público muy acostumbrado a ver teatro”. Se refiere la creadora a los espectadores del Festival Internacional de Teatre al Carrer (FIT Carrer) que viene celebrándose en Vila-Real desde hace 30 años. “En este sentido contamos con un público muy experto en teatro, sobretodo en trabajos de calle. Y esto hace que sea exigente pero muy abierto a propuestas nuevas”. Concentrado en un fin de semana, del 2 al 4 de junio en su próxima edición, la número seis, el festival se articula alrededor de la exhibición (de calle y sala), la formación y el encuentro. “Creo que es una de las señas de identidad de la muestra”, explica Pepa Cases. “Se trata de un festival muy completo donde los artistas disfrutan, no solo de venir a actuar, sino de compartir, ver otros trabajos, hablar de danza y pasarlo bien, que a veces a los profesionales se nos olvida esto”.

 

`Batalla per un Ananas´, de Marta Camufi. © Luis Castilla / Mes de Danza

 

 

Talleres con Roberto Oliván y Babirusa Danza (que también mostrará su trabajo No title yet… y si fuéramos tragados por un animal ); los espectáculos Bolero, de Jesús Rubio, #7FM, de Iker Karrera, El cant del cos de Ballet de la Generalitat Valenciana, NU2 de Zuk Dance y Batalla per un Ananas, de Marta Camufi, algunos de los trabajos que se verán y que compartirán cartel con otras iniciativas que responden a esa comunión mencionada, enfocada a la difusión de la danza más allá de la muestra y del escenario. Un ejemplo es La Nit de tertúlia, que se celebrará en la noche del viernes y en la que intervendrán Ediciones Mahali, de Valencia, el Centro Coreográfico de La Gomera, el Festival Deltebre Dansa y el proyecto Simbiosis artísticas, una propuesta que nace de las asociaciones de bailarines de la Comunidad Valenciana y de Cataluña para compartir líneas trabajo y preocupaciones del sector. “La idea original siempre fue la exhibición para crear espectadores de danza y de hecho se ha conseguido porque ahora se programa más danza que nunca en la provincia. Pero desde el principio me pareció interesante y necesario que personas con inquietudes artísticas en general pudieran participar de una manera más activa. De ahí que todas las actividades, e incluso la programación, sea con entrada libre. Porque apostamos por una cultura de todos y para todos”.

P- ¿Y qué destaca de lo conseguido en estas cinco ediciones?

R- Este tipo de proyectos son de resistencia y no de velocidad. Cumplir seis ediciones es todo un éxito y tener a los políticos apoyando a la danza es un logro, sobre todo cuando además ha habido un cambio de concejal. Esto significa que el festival funciona, que la danza gusta, pero que las cosas bien hechas van poco a poco. Hemos conseguido hacer una programación fantástica con presupuestos ajustados todos los años, pero gracias a la creación de la EMD Vila-real (Escuela Municipal de Danza contemporánea de Vila-real), que nació de la mano del festival, el proyecto sigue creciendo porque se ha generado un vínculo necesario entre exhibición, formación y producción.

 

Vídeo resumen de la edición 2016 de Vila-Real en Dansa

Anuncios