La pantalla como espacio coreográfico

Recientemente, al mercado editorial ha llegado una joyita literario dancística, fundamental para aquellos profesionales e interesados en el género del  vídeo danza. Se trata del libro Screendance: Inscribing the Ephemeral Image, editado por Oxford University Press y firmado por uno de los pioneros en la materia: el vídeo artista, performer, experto en el binomio danza-vídeo y sus múltiples lecturas, pensador y creador, Douglas Rosenberg. En este valioso documento de más de 200 páginas, el autor reflexiona sobre temas tan imperativos como la confrontación entre las naturalezas de la danza y el cine (efímera en la primera, fija en el segundo); sobre la capacidad del vídeo danza como creador de nuevas audiencias e incluso sobre la influencia de este género en la historia más reciente de la danza. Un viaje por los orígenes y  presente del screendance. Un tratado sobre la “pantalla como espacio coreógrafico”, tan instructivo como necesario para respirar en los rincones de esta materia. Aquí, un pequeño-gran testimonio del trabajo de este artista.

Anuncios