Moses supposes his toeses are roses…

Tal día como hoy, hace 99 años, nació una de las estrellas más rutilantes del cine musical americano: Eugene Joseph Curran Kelly, conocido por todos como Gene Kelly. En la gran pantalla se encuentra su principal legado con películas que ya han hecho historia como Cantando bajo la lluvia, de Stanley Donen (1952), interpretada junto a Donald O’Connor (con quien protagoniza, a partir de este momento, uno de los dúos más emblemáticos del musical) y Debbie Reynolds. Pero hay más. Un par de ejemplos: Por mí y por mi chica, primera película de la trayectoria de Kelly que realizó junto a Judy Garland y dirigida por el coreógrafo y director Bubsy Berkeley, y Un americano en París, estrenada en 1951 y dirigida por Vicente Minelli. Gene Kelly fue disciplinado estudiante de danza desde niño, alentado por su madre. Y todo apunta, aunque realizó incursiones en otros estudios (era licenciado en económicas) e intereses (peleó en la Segunda Guerra Mundial), que a la danza quiso dedicarse desde siempre. Con el primer musical que protagonizó en Broadway (Pal Joey), a su llegada a Nueva York (1940) ya cosechó un gran éxito. Nació el 23 de agosto de 1912 en Pittsburgh, Estados Unidos, y falleció en Beverly Hills en 1996.

Anuncios